10 poemas breves

I

Tu abuela y yo fuimos amigos
me contó de tus mañas
el cabello arregladito y peinadito
después del baño haber votado
lo impuro, los hijos, el futuro necio
después fuiste Alcalde
y la negra me lo contó
te le aparecías en la madrugada
buscando carne vampiro
y ahora no tienes tiempo ni pa pensé
eso que estás sintiendo
esos días que se vuelven noche
ese cansancio se llama miedo
tu muerto es mío barajita
songorocosongo escrito en arameo.

II

A veces la brevedad no alcanza
para agarrarlos a todos por el pescuezo
ya no confían en nadie
ya no dicen la verdad
son un grupito de pocos
de locos, de importantes
cotorras parlanchinas
separense separense
ya viene el circo
ya viene circo.

III

Me quiero fugaz
titilante
sin lloradera ni golpe de pecho
aunque sea un llorón
y me de duro buscando que el corazón se pare
pero no importa
luchando mi batalla
todo destino es justo.

IV

Te lo explico WC
nadie es esto ni aquello
mira el mundo
juzgar es el vacilón de los bobos
mucha bemba y poco cerebro
ahora tienes una canción
que reflejó tu época sonsa
patriarcal y machista
donde los libertadores
sólo cortaban cabezas
ahora las letras pelean
lo que jamás el hombre
la conciencia y la energía
su llamado y su honestidad.

V

Poquedad tu ausencia
se va el consentido
las torres de mi ajedrez
perdidas contra el salvaje tiempo
tierra que juegas con todos
perdónanos la selva rota
ten piedad de nosotros

VI

No habrá un poema diez
ahora que estás pero en polvo
seamos arena todos
vamos pronto a la playa
salgamos de la rezadera
brindemos sin perder tiempo
antes que a otro le de por fugarse
o a estos locos por buscar una cruz

VII

Cuando estoy así
adolorido y despedazado
recorro este continente mágico
y en sus esquinas encuentro
el mismo patrón
un dolor silencioso
por tu partida

VIII

En trescientas veintipico de palabras
no te voy a poder contar este año
ni te voy a poder decir cuídate bicho
ojalá y tu hija se acuerde de mí
para que un día te recordemos
sin este yunke que me quiebra el alma
ya te dije que el sol y allá nos vemos
mientras tanto cada vez que pase por Barlovento
te recordaré igualmente por el llano pequeño
la máquina mi tío el taxista, la máquina
que suerte tienes que lo entendiste
se trata de desprendernos de esto
ser niños y peatones al mismo tiempo

IX

Dios te salve mi tío
lleno eres de birra
la parrilla es contigo
todas esas mujeres honorables
echarán por ti una lagrimita
malportao y malejemplo
así nos hicimos de un oficio
el de adivinar el futuro
según el amarillo de güisqui
ah buen tiempo que no vuelva
somos bochinche que no para
mírame a mí jugando tenis
el mundo se va por la mañana
yo te digo entre coplas y diretes
a ti que te gustaba esta payasada
ay mi tío a esa gente que te encuentres
échales bastante vaina
no los dejes dormir y dales caña
que empiece el bochinche de esta era.

Share

Leave a Reply