Diezycinco decisiones silenciosas

Te miro
me miras
ausente
cuido mis viejos
y me duerme
una lagrimita de día
que quiere saber a libertad

II

Fotoposada
naranjada y nueva
te mando un beso
como ramos sucre
a los tejido de su amada

III

Allá
es tan aquí
ahorita mismo
es tan ayer
pude y no pude
y no hay cuestión
ni libro
abrazo al viento que soy
estuve contigo
sin cámara ni daguerrotipo
corazón cansado
que alegra tu alegría

IV

Estás bella
como cuando llega el agua
como el almuerzo a golpe de 3
es conseguir jabón barato verte
ni un kilo de azúcar empalma tu dulzura
veo unas películas viejas
y estamos de la mano
fui tu bicicleta y tu mi mano

V

Soltarte
soltarde
solmía
solalma
Solodomia
solouna
s o l o

VI

Una mujer lloraba en el metro
otra dormía en la acera
otra luchaba por su hijo
mientras yo sólo podía pensar en ti
egoista loco y bolerísta
mañoso de la nostalgia
estoy redundando este país
por si un día vuelves
lo hago desde una cama
y el silencio que me paraliza
no llevo piedra en mis manos
pienso y luego desaparezco
como recuerdo tu abrazo
era Dios dándome años

VII

Los gafos como yo
quieren tanto a las vivas como tú
las que pasan la página
las que miran pa´rriba
escribimos largas cartas a nada
sufrimos para ser parte de algo
mis errores y mis dudas
me visten de libertador
liberé siete nubes
y a tres pajaritos amarillos
araguaneya del tiempo
te dejé un beso marcado en la hoja
y todos esos dibujos perdidos
a veces escucho que me nombras
no quisiera que me vieras gimotear
próximas las guerras no es bien visto
disculpa la isla que no supe hacer
pero estás bien y eso es mi ola
he surfeado de verte onda
posada en aquél madero
que llevo en mí mientras no te tengo
se me ocurre fankloindrico
para decirte te amo
de una manera que no te ofenda
esa libertad que ahora luces

VIII

Todos quieren que me calle
deja de llorar y de arrastrarte
levántate y anda despecho, gritan
se meten con mi madre
es el ejercito de almas libres
que escupe delante de mí
sus ladridos de rabia y fiera
y yo asumo que hace falta un cigarro
esa manera locuaz de doblarme el pie
escucho en Fa mayor tu risa
y no te escribiré más de quince poemas
para no fastidiarte
historia de amor
yo no te pegué nunca
piñata que nunca rompí
te dejé rellena de caramelos y sorpresas
y que te quiero pajarota adorne tu papel crepé
he roto mil jaulas y reparado cien nidos
para que trines como yo quisiera trinar
más allá de unas líneas largas
que intentan ser poema

IX

Sin gasolina
con trigo ruso
de calle y zapato ahuecado
no puedo comprar un pasaje a ti
tendría que coleccionar
veinte millones de billetes
que además no existen en ningún lado
querer ir a verte
es hacer mi propio salón de tortura
sin hablar de mi tumba
soy apenas otro indigno panza
y tu mi imposible dulcinea
también soy el señor de huesos
que vio molinos entre tus labios
estoy muy confundido
porque viaje en el tiempo
pero al más triste de todos
apenas salgo de este reino
que es mi colchón doblado
y tiembla la mano izquierda
duele el pie derecho
y otros regalos inesperados
no versos no coplas
que difícil esto
pero podríamos reírnos juntos
si yo no tuviera mi risa pegada
a la bandada de zamuros
que rodea el zoológico
me dicen pajuo y me gruñen
pero voy pa´lante
como si te fuera a encontrar
en una manifestación amorosa
donde tu y yo acomodamos esta vaina
subtitulada país

X

Toqué tu canción
triste pero preciso
sé que no me pediste canciones
pero el corazón pobre
necesitaba calmarse
como la mosca que busca morderme
la rodilla izquierda
mientras escribo
mi testamento de ojos rojos
yo que ya no creo en Blades
y tampoco en los Lebron
porque lloré demasiado
cuando se aparecieron calle abajo
y yo loco cargando cuerdas y sed
fue entonces que sentí
un cierto río de historia de amor
cerca de estos días de confianza obligada
y me animé a besarte dormida
esta noche

XI

Somos muchos
a todos nos falta algo
ya no podemos casi intercambiar
pero nos saludamos
con una dignidad y una gentileza
atrás quedó el momento incómodo
estamos mal es cierto
pero estamos por encima del hierro caliente
del dolor de la falta
y vamos a trabajar los que trabajan
vamos a dolernos los dolidos
los bravos vamos y gritamos lejos de todos
los llorones tenemos permiso para llorar por todos lados
pero al encontrarnos sale la risa del ojo
como diciendo buenos días
no nos arrastrarán
sabemos que alguien saldrá corriendo
cómo está usted
quizás en un helicóptero último modelo
muy bien gracias y usted
o quizás nosotros en una fulminante luz
no se contesta esta última frase
pero los que quedamos
no dejaremos de saludarnos con amor
porque para eso no hay color de franela
no hay carné ni hay mitin
ni hay casa de partido
nos podrán joder casi todo
y aún así algunos conservaremos el pecho
roto, pero abrazado por las costillas

XII

Todos los días
lloran niños a lo lejos
pero soy yo allá
que me oigo aquí
no es una pataleta te digo
quizás es hambre
o un dolor cierto
pero con la autopista sin luz
los carros que pasan vigilando
los panas motorizados y sus reverberaciones
las desafinadas que cantan cumbia
como venganza a los bloques que nos rodean
esto se trata de algo más
y quizás el hueco del alma mía
hecho del grito que me sale por el ano
sea todo producido porque falta amor
tu amor si, pero además el amor de la fiesta
en este país el oficio del fiéstologo
está en peligro de extinción
y eso me tiene temblando
como esquimal ante visita

XIII

Unos panas pelean
realmente hablan
pero en esta época
es difícil diferenciarlo
los ánimos están de manchas solares
cada dos minutos aumentan
desde la ansiedad hasta el plátano
gracias a dios mi iguanita
que este viaje lo hago solo
serias mi refugio y mi angustia
mi miedo y mi fuerza
ayer vi una culebra abierta
y era yo con el estómago ruidoso
parece que los panas se están calmando
como la tormenta de anoche
que estalló un vidrio de una ventana
que nació para estar abierta
yo que estuve comiendo con los duros
los que de verdad tienen patrón y capataz
pistolas, kilos, venenos, pociones y metrallas
aquella fue la mayor comida que hice en 20 días
pague yo mi parte y escapé
pero déjame decirte
aqui se respira más acción

XIV

Mi amiga valeriana
dulce y chiquitita como Nohelia
me deja 15 gotas debajo de la lengua
y se junta con mi amigo zolopidex
abrazados mi muleta y mi bastón
me hacen bailar el son del sueño
entonces me visto y camino
por el largo pasillo del patíbulo
hasta llegar a la esquina que me arrinchoncho
para recordar que tu papá y tu mamá
están por fin de acuerdo en algo
en que eres bella y estás linda
sin peleas ni resquemores
lo logramos cachirula
la verdadera libertadora
fue la piedad.

XV

Ya esta largo el tiempo
mejor digo gotas que caen
que son letras que lees
porque una vez crucé un campo
caí y me levanté seis veces
al final llegué derecho
a una cárcel
se llamaba amor
y silbé
y comenzaron a salir
besos tuyos a mi cara
que me hicieron
lo que seré

 

 

Share

Leave a Reply