Mírame

Mírame decía la letra
no me juzgues
soy así
y así era
curvada y hermosa
constructora del poema
ambición del poeta
baraja cortada por la mirada
acento musical interno
una al lado de la otra
como un grupo de estudio
un pequeño ejercito de sueños
la letra iba y venía de adentro
y afuera se posaba como un colibrí
a veces novela
a veces cuento
la letra sentía y se hacía sentir
hubo una letra escapada
mentirosa como la hache que si habla
que no estaba en ningún abecedario
que formó parte de grandes aventuras
y de palabras impronunciables
como la que se esconde detrás del amor
también hubo letras bailarinas
letras talladas entre las sonrisas
y una letra que se sentó
y dijo a mi no me escriban
con sus brazos cruzados
se quedó palabra silenciosa
diciendo: mírame.

Share

Leave a Reply